Seleccionar página

La plata es un material noble usado en joyería, que se oxida con el contacto de otras sustancias o con el sulfuro del ambiente. Hay varios factores que hacen que esta oxidación sea mas rápida.

  • El sudor de la piel
  • El ambiente con mucha humedad
  • Líquidos que contengan azufre o compuestos de él
  • El agua
  • Lociones, agua de colonia o perfumes
  • Agentes químicos o productos especiales
  • El lugar donde se guardan y los compuestos que se usaron para el recipiente
  • Algunos tratamientos médicos, que afectan al sudor de la persona

¿Qué podemos hacer para conservar el brillo?

Nosotros siempre recomendamos que se usen las piezas de plata lo máximo posible, incluso ducharse con ellas. El propio roce hace que las piezas se vaya puliendo, evitando la oxidación. Y si quisiéramos guardarlas, lo mejor es que fuera en una bolsita hermética, así retardaremos la oxidación de la pieza.

¿Qué hacer cuando la pieza se ha ennegrecido(oxidado)?

Hay varias formas para limpiar la plata, a continuación pondremos los 5 trucos más comunes y fáciles.

  1. Gamuzas o trapos limpia plata: Contienen unos productos químicos que mediante la frotación hace que le quitemos el oxido y le devolvamos el brillo.
  2. Limpiametales: Como el Sidol, se le aplica a la pieza que queremos limpiar, se deja un rato y  después con un trapito y             paciencia se va frotando hasta que recupere el brillo.
  3. Desoxidantes: Este método es uno de los alucinante por su efecto inmediato. Sólo tenéis que echar el desoxidante en un tarro hermético e introducir la pieza oxidada en el líquido y enjuagar con abundante agua. Se recomienda secar bien la pieza con un secador o trapo. Hay muchos desoxidante en el mercado pero nosotros recomendamos «Hagerty silver clean»
  4. Bicarbonato: Hay varias maneras de usar el bicarbonato, os dejamos las más utilizadas. Podemos hacer una pasta con agua tibia destilada (podéis sacar el agua del aire acondicionado) y aplicar con cepillo de diente en la pieza o bien se puede poner un recipiente con agua caliente y echar bicarbonato hasta que el agua coja un color uniforme después introducimos la pieza y esperamos hasta que vaya desapareciendo el oxido.
  5. Vinagre blanco: Todos sabemos que el vinagre es un fuerte desoxidante y solemos contar con el en todas las casas, así que es fácil de tenerlo a mano. Para utilizarlo hacemos una mezcla de agua destilada caliente y el vinagre llevando a casi a ebullición, introducimos las piezas y esperamos a que desaparezca el brillo. Tips(Si también añadimos bicarbonato a la mezcla hará que el efecto se mayor)
  6. Pasta de diente. Si como has escuchado pasta de diente, la que usamos diariamente o deberíamos usar. La forma para limpiar nuestras joyas de plata es la siguiente: Echar un poco de pasta de diente en un trapo o algodón desmaquillante y posteriormente frotar la pieza, evitar echar mucho cantidad. Os sorprenderéis  como vuelve a brillar vuestras joyas.

Si aún así no conseguimos limpiar nuestras piezas, comprobar si son de plata de ley (925) o si contienen algún barniz protector que se haya echado a perder.  Nosotros como especialistas de más de 40 años de experiencia estaremos encantados de ayudarles. Puedes ponerse en contacto a través de nuestras joyería online o en nuestras joyería Málaga o joyería Sevilla

Contadnos como limpiáis vosotros la plata, ¿Tenéis algún truquito? ¿Os han ayudado nuestras indicaciones?